Una carrera para chuparse los dedos

Agradecimientos a la Revista CONDOR por el reportaje que me realizará en su Edición Nº 6, esta publicación se encuentra disponible a bordo de los vuelos de Aserca y de Santa Bárbara Airlines o en su versión digital en http://www.turevistaonline.com/revistas/condored6/index.html#p=32

El lado femenino

Angelo CampioneAfinado en su propia candela, Angelo Campione, director de Capo Cucina le pone sabor a las declaraciones de sus colegas “Nosotros formamos cocineros, ninguna academia en Venezuela forma chefs. El chef no sólo es cocinero, sino que tiene atribuciones de gerencia. Hasta que no se diseñe un pensum que incluya costos y aspectos de gerencia, no podemos decir que estamos formando chefs en Venezuela”, despacha el vocero.

Y ofrece por menores “Damos nociones de manipulación de alimentos, nutrición, aspectos creativos y lo que se refiere a costos de la cocina, este es un pensum estándar de la Asociación de Chefs, Cocineros y Afines de Venezuela. Dictamos técnicas básicas de cocina y tenemos dos ramas: cocina venezolana y cocina internacional, ahora tenemos 240 estudiantes de todas las edades. Profesionales, muchos jóvenes y amas de casa, en total 63% mujeres y 37% hombres”.

La academia los va ubicando a través de pasantías. Apenas 13% de los egresados se dedica profesionalmente a la cocina. Una buena parte de los estudiantes vive en ciudades dormitorio, y estudian con Capo Cucina para hacer tiempo y bajar a sus casas tarde en la noche, así evitar el tráfico de Caracas. Otros tienen familiares con intolerancia a algún alimento (gluten, verbigracia), y otros solo quieren mejorar la alimentación de su familia.

Angelo-3“Es paradójico, pero una de las cosas que despierta la vocación de un cocinero, es un bajo interés por la cocina en el seno de su familia. Esto, porque se les despierta la curiosidad. Y este es el principal rasgo de un buen cocinero: la curiosidad. A veces tenemos alumnos que llevan a la mesa un plato falto de sal, y esto se debe a la poca curiosidad, porque ni siquiera se detienen a probar lo que están cocinando. Debo decir que la disciplina es un rasgo capital para un cocinero”, coincide con Rodolfo Artiles.

Publicado en General.

Deja un comentario