Comer sano no tiene que ser aburrido

Es así, debemos romper con la vieja creencia de nuestras abuelas, nuestras madres, de que comer saludable significa comer sin textura, color ni sabor, es decir totalmente aburrido. Cada vez que iniciaban una dieta para recuperar su figura o cuando el médico les sugería cuidarse por uno que otro nivel alto, de forma inmediata recurrían a lo que parecía la técnica más empleada en estos casos el pochado, coloquialmente conocido como sancochado. 

Es a partir de ahí donde se le atribuye otro adjetivo a esta comida aburrida, también desnutrida. Suena chocante, pero es exactamente a lo que corresponde, ya que los alimentos perdían todo su valor nutritivo por las altas temperaturas a los que eran sometidos y los largos tiempos de cocción que terminaban “lavándolos”  para luego complacer al miembro mejor nutrido de la familia, el fregadero, que disfrutaba de todas las aguas donde había quedado el contenido nutricional de los alimentos, mientras que el comensal se alimentaba mas no se nutría.

comida-saludable

Para evitar que el fregadero sea el único nutrido de la casa, es importante conocer otras técnicas culinarias que de forma sencilla y saludable nos permitan comer sabroso y divertido. Por ejemplo, la cocción a vapor con tiempo controlado mantiene la textura de los vegetales y las leguminosas, además preserva el valor nutritivo de estas que son ricas en vitaminas, fibras y minerales con un alto contenido de agua que colabora con la pérdida de peso y la eliminación de toxinas del organismo.

Otra técnica que conserva las propiedades y el sabor de los alimentos es el braseado, que consiste en cocinar a baja temperatura un alimento en poco liquido dentro de una olla tapada sin presión, esto generará que los alimentos liberen sus jugos y se forme una salsa para acompañar totalmente deliciosa que nos cambiará el panorama para salir de lo cotidiano, esto es excelente para carnes.

Son muchas las técnicas que podemos utilizar para cocinar de manera diferente, como el salteado, que es cocción a temperatura muy alta con poca materia grasa, y así evitar aburrirnos de lo mismo. Ya que el primer causante de que las personas abandonen las dietas es el concepto errado que tienen de ellas, creyendo que deben ser pálidas y poco llamativas, el hecho de que moderemos el consumo de grasas no implica que no podamos jugar con las diferentes combinaciones de alimentos y que además involucremos hierbas y especias que no engordan, no afectan la salud y potencian las cualidades de cada preparación que nos ayudará a salir de la rutina. Recuerda, la cocina es ciencia aplicada a la creatividad, por lo tanto la imaginación es el único límite para alimentarla.

@angelocampione

Publicado en General.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.